RESIDENCIAS

Entorno

VÍNCULOS

La hacienda que alberga La Ceiba se encuentra sobre una colina arriba del pueblo de La Orduña, situado en las afueras de Coatepec (“el cerro de la serpiente” en náhuatl), una pequeña ciudad localizada en el centro del estado de Veracruz, México, a 300 kilómetros al este de la Ciudad de México y a 100 kilómetros al oeste del puerto de Veracruz.

 

La Orduña es una comunidad pequeña en el borde de lo rural y lo urbano, dedicada principalmente a actividades agrícolas y comerciales. A sus alrededores se encuentran varios plantíos de café y de caña de azúcar, cuyos productos se procesan en poblaciones vecinas. La gente es muy cálida, hospitalaria y aún conserva muchas de sus tradiciones populares como las celebraciones del Día de Muertos y otras fiestas patronales.

 

Coatepec es reconocido por su producción de café y, por ello, a menudo se le llama La capital del café en México. El clima es templado-húmedo, con una temperatura promedio de 19.2°C. Es considerado un municipio muy lluvioso y debido a su gran humedad durante todo el año y su altura, en la región se encuentra el bosque mesófilo de montaña, con gran variedad de especies vegetales y animales*. El Municipio de Coatepec fue nombrado Pueblo Mágico en el 2006 por la Secretaría de Turismo, lo que supone un reconocimiento a su valor cultural e histórico.

 

A diez kilómetros de Coatepec se encuentra la ciudad de Xalapa, capital del estado de Veracruz, con una rica vida cultural y universitaria. Entre sus atractivos se encuentran la zona de los lagos, el Parque Juárez y el Museo de Antropología, segundo en tamaño e importancia nacionalmente, después del de la Ciudad de México.

 

Otros atractivos de la región incluyen los pueblos de Xico y Jalcomulco, a 10 y 25 kilómetros de La Ceiba respectivamente. En estos bellos parajes naturales se aprecia la exhuberancia vegetal de la región, rodeada por abundantes y variadas formaciónes de agua—cascadas, pozas y el Rio La Antigua, uno de los mejores lugares en América Latina para practicar el rafting y el kayakismo.

 

*No hay serpientes venenosas